BlogDiscursosMultimediaPrensa

La lengua de signos española en los medios de comunicación

By 2 diciembre, 2018 No Comments

El Gobierno reitera la importancia de “proteger y salvaguardar” la lengua de signos española en los medios de comunicación

 

  • Introducción de Ana Isabel Lima, Secretaria de Estado de Servicios Sociales en el Seminario sobre lengua de signos española y televisión, coorganizado por el Real Patronato de la Discapacidad de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales

Una vez más el Real Patronato sobre Discapacidad nos convoca a través del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española a una jornada de trabajo, desde una perspectiva integradora.

La presencia de la lengua de signos española es cada vez más patente en un medio tan representativo de nuestra sociedad como lo es la televisión. Y esto, que en principio siempre es una muy buena noticia, puede truncarse si no se tienen en cuenta determinadas prácticas.

El Gobierno de España no ha escatimado gestos por impulsar y promover una sociedad cada vez más inclusiva y equitativa, y es la igualdad de oportunidades un eje fundamental en nuestro quehacer diario.

En este sentido, cualquier iniciativa que persiga mejorar la imagen de las personas sordas, sordociegas y de la lengua de signos es nuestra responsabilidad. Y resulta evidente el enorme potencial que la televisión desarrolla para la construcción de una imagen real, diversa e inclusiva de la sociedad.

Contamos con poderosos instrumentos que sin duda han de mostrarnos el camino, la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad  y parte del desarrollo normativo en España sobre accesibilidad y comunicación aluden directamente a la cuestión que nos ha traído hasta este Seminario.

Hoy en día nadie cuestiona que todas las personas tenemos derecho a que la comunicación audiovisual refleje el pluralismo ideológico, político y cultural de la sociedad, cuya programación incluya distintos géneros y atienda a los diversos intereses de la sociedad, especialmente cuando se realice a través de prestadores de titularidad pública.

La televisión es un agente muy poderoso que debe ser respetuosa con la dignidad humana y los valores constitucionales, y en este sentido ha de cuidar especialmente la imagen que ofrece de quienes están en posiciones más vulnerables

En este punto recordamos la obligación de ofrecer en sus emisiones una imagen ajustada, normalizada, respetuosa e inclusiva de las personas con discapacidad, evitando difundir percepciones estereotipadas, sesgadas o producto de los prejuicios sociales que pudieran subsistir. Como seguramente podremos comprobar en le seminario, la tecnología ofrece un abanico de posibilidades impensable hace unos años.

En este mismo orden de cosas, también contamos con normativa de referencia que coloca las actuaciones referidas a la lengua de signos española en el ámbito del patrimonio lingüístico y cultural que nos pertenece, y esta dimensión nos obliga a todos de forma corresponsable a su protección y salvaguarda.

Permítanme apuntar brevemente que en este sentido el gobierno continúa aplicándose, el hecho mismo de la constitución y consolidación del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española supone un claro exponente de nuestro compromiso hacia esta lengua y su comunidad usuaria, demuestra que nos preocupa y ocupa la promoción y protección de la misma.

Este seminario se confiere en un espacio de trabajo cuyo principal eje vertebrador es precisamente garantizar los derechos lingüísticos y culturales de las personas sordas y sordociegas así como el derecho a disponer de una televisión que instrumentalice el acceso al ocio y a la cultura.

Así nos hemos dado cita, las grandes cadenas de televisión, representantes de la comunidad usuaria, profesionales vinculados a la interpretación y especialistas en esta lengua, la administración, y las universidades. Todas y todos estamos llamados a contribuir en la búsqueda permanente de soluciones y políticas que nos permitan avanzar en aras a construir una Televisión no solo más accesible sino también respetuosa con la diversidad.

  • Guía de Buenas Prácticas para la incorporación de la lengua de signos española en televisión

La presencia de la lengua de signos española en televisión puede ser determinante en mayor o menor medida. En este sentido no deben preocuparnos solo cuántas horas se signan, sino cómo y cuándo se signan. No tiene mucho sentido realizar el esfuerzo de incorporar este servicio si no se cuiden cuestiones tan básicas como la calidad lingüística y técnico-tecnológica con que se emiten, poniendo en entredicho muchas veces la inversión.

El Real Patronato sobre Discapacidad, a través del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española, publicó en 2017 la Guía de buenas prácticas para la incorporación de la lengua de signos española en televisión con la valiosa contribución de la comisión de trabajo constituida ad hoc.

Esta guía pretende, con el inestimable apoyo de las personas usuarias, garantizar la calidad del servicio de lengua de signos a través de unos criterios de accesibilidad y lingüísticos que satisfagan las necesidades de las personas sordas y sordociegas en el acceso a los contenidos emitidos en televisión.

  • Informe sobre Presencia de la lengua de signos española en la televisión

Además se ha presentado el Informe La presencia de la lengua española de signos en la televisión del Centro de Normalización Lingüística de la lengua de signos española CNMC