BlogConversaciones con Mary RichmondDiscursosMultimediaPonenciasPrensa

DISCURSO DE ANA LIMA PARA EL III CONGRESO INTERNACIONAL Y XII CONGRESO DE FACULTADES Y ESCUELAS DE TRABAJO SOCIAL (CIFETS 18)

By 18 noviembre, 2018 No Comments

Participación Ana Lima en el acto inaugural del III Congreso Internacional y XII Congreso de Facultades y Escuelas de Trabajo Social de las universidades españolas

DISCURSO DE ANA LIMA PARA EL III CONGRESO INTERNACIONAL Y XII CONGRESO DE FACULTADES Y ESCUELAS DE TRABAJO SOCIAL (CIFETS 18)

Bilbao, los días 14, 15 y 16 de noviembre de 2018

 

Buenos días a todos y a todas,

Saludos a las autoridades que nos acompañáis, a los docentes, estudiantes y compañeros/as de profesión.

Me gustaría agradecer a la organización de este Congreso Internacional de Facultades de trabajo social CIFETS la oportunidad que me han dado para participar en este acto de apertura, es para mi un honor poder representar a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Es una apuesta de este gobierno defender los derechos sociales a través de las políticas sociales.

Participación Ana Lima en el acto inaugural del III Congreso Internacional y XII Congreso de Facultades y Escuelas de Trabajo Social de las universidades españolas

En mi doble condición de trabajadora social, debo decir que el compromiso con el desarrollo económico y social y con los derechos humanos es la esencia del ADN y así lo dice nuestra definición del trabajo social.

Durante los próximos días se va a reflexionar sobre la educación del trabajo social bajo el lema “El Trabajo Social en un mundo en transformación: ¿distintas realidades o nuevos relatos para la intervención?”  un lema realmente provocador, ya que nuestra sociedad está viviendo un cambio de paradigma que plantea desafíos económicos, políticos, socioculturales y ecológicos a los que el trabajo social debe encarar desde la educación y también desde la praxis.

Este cambio de paradigma es fruto de muchos factores, pero en gran parte de las políticas con las que se han afrontado la crisis económica que ha afectado a toda Europa. En este contexto, el trabajo social tiene mucho que decir. De su labor depende en gran parte el futuro de nuestros conciudadanos y conciudadanas. De nosotras también depende desarrollar una versión alternativa al precariado y a la opresión que responda a la definición de nuestra profesión.

  • Desafíos y retos

Mucha de la energía del trabajo de trabajo social debe ponerse en poner en práctica ese compromiso con los DDHH. El enfoque de los DDHH es adecuado como referencia, ya que es consustancial al Trabajo Social. Una profesión que sitúa a la persona en le centro de la intervención. En este cambio de paradigma la Secretaría de Estado de Servicios Sociales coincide con el trabajo social, ya que apostamos por responder a las necesidades sociales desde el enfoque de justicia social y derechos y no sólo de la ayuda paliativa y benéfica.

Acto inaugural del III Congreso Internacional y XII Congreso de Facultades y Escuelas de Trabajo Social de las universidades españolas

La mejora y el impulso de las titulaciones de grado y postgrado en trabajo social en Europa son sin duda un gran desafío. También lo es la sistematización de las prácticas profesionales y la incorporación de la innovación en el ámbito docente y profesional.

Necesitamos nuevas pedagogías de intercambio de conocimiento y experiencias entre la practica, la educación, la investigación y las personas usuarias. Esas nuevas pedagogías deben mirar también hacia la innovación y la formación para la utilización de las TIC en la metodologías de la intervención

Pero las universidades tienen muchos desafíos, algunos van más allá de sus paredes.

Deben romper los muros y aportar marco teórico para la generación de un compromiso con la ciudadanía. Contribuir a empoderar a las personas, para generar una ciudadanía empoderada y emancipada. Movilizar su talento para resolver los problemas y generar cambios para que las personas participen, se impliquen en la resolución de sus problemas. Me consta que la mayoría de los profesionales desean hacer acompañamiento social y no control social

Se insta a los profesionales a un abordaje holístico y también a un abordaje crítico, mas activo. En ese camino en el que están las organizaciones profesionales y las universidades europeas, a las que también afecta la austeridad en modo de recortes en los recursos o la orientación neoliberal del desempeño.

Es necesario vincularse con los movimientos sociales e Integración y consolidación del trabajo social en ámbitos emergentes. También es importante disponer de herramientas para abordar las complejidades de nuestras realidades. Poner el esfuerzo en generar conocimientos y herramientas del trabajo social para las personas participen y se impliquen en la resolución de sus problemas.

La metodologías de evaluación del impacto social son fundamentales para poder medir la influencia de nuestro trabajo en políticas sociales. Además son importantes para mostrar el efecto positivo que puede tener en las personas y en las sociedades.

  • Diagnóstico Social

La Internacionalización y la Interdisciplinariedad son también retos a abordar en una practica que nos desafía. Necesitamos estándares profesionales, conocimiento, metodologías y creatividad para reinventarnos en lo cotidiano. La profesionalización garantiza mayor calidad y derechos de ciudadanía. Por ello es fundamental el desarrollo de instrumentos de valoración, diagnóstico y evaluación de Trabajo Social. Es muy necesario trabajar en las categorías diagnósticas del trabajo social, en la Diputación de Bizkaia tenéis una buena práctica en ese aspecto. Defender y desarrollar el diagnóstico social como reserva de actividad para el trabajo social.

  • Políticas sociales en Europa 

Desde el gobierno queremos avanzar hacia el Pilar de Derechos Sociales que presentó el 26 de abril la Comisión Europea. Se trata de una serie de principios y derechos fundamentales para apoyar el mercado laboral y el sistema de bienestar dentro de la UE. Se recomienda a los países un marco de referencia e invita a impulsar reformas a nivel estatal.

No obstante, consideramos que es un conjunto de principios o recomendaciones en vez de una obligación real de cumplir o garantizar derechos específicos. Tampoco queremos que los derechos se suscriban sólo al ámbito laboral, por lo que haremos un gran esfuerzo por la coordinación con empleo y la visibilización de los servicios sociales para que nadie se quede atrás.

La búsqueda de la sostenibilidad es un eje básico en la lucha contra las desigualdades sociales y contra la austeridad en las políticas sociales. Debemos buscar el equilibrio entre el desarrollo humano y social y el desarrollo económico y para ello es fundamental el refuerzo de las políticas sociales y del IV Pilar de Bienestar Social que son los Servicios Sociales. Sólo así podemos avanzar hacia la igualdad y la solidaridad.

También el Gobierno tiene un fuerte compromiso con la Agenda 2030, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que marca la ONU.

La lucha contra la desigualdad social, la pobreza y la exclusión social se sitúan en una primera línea, sin excluir al resto de ODS , ya que vivimos en la sociedad de la precariedad y la opresión. Por esta razón, la acción social y los movimientos sociales deben seguir desempeñando un papel importante.

Es necesario que el trabajo social desarrolle una mayor capacidad crítica hacia los sistemas poder como el patriarcado y el capitalismo. Es necesario para analizar las causas que generan las desigualdades. Además sus principios éticos les han llevado a establecer Alianzas con el feminismo y la cultura de la paz. Incorporar la visión del trabajo social verde, con el hilo conductor de lo común nos introduce en una mayor contribución a la sostenibilidad.

La acción comunitaria y la gobernanza multinivel son indispensables para construir el nuevo paradigma en el que creemos. Y ese nuevo paradigma debe basarse en el desarrollo en lugar donde se hace la interacción social. Cualquier política debería tener como aspiración u objetivo la búsqueda del equilibrio entre el bienestar individual y el social, por ello creemos que es fundamental el refuerzo del Plan Concertado de Prestaciones Básicas destinado al desarrollo de los servicios sociales municipales.

  • Teoría y Práctica

En este Congreso se van a tratar de poner sobre la mesa diferentes perspectivas, metodología, investigación e innovación en la educación en trabajo social.

Permitirá compartir y transferir conocimientos, prácticas e investigaciones claves para el fortalecimiento de nuestra disciplina y de la práctica, fundamentales para garantizar un rol profesional adecuado en las políticas sociales.

Es necesaria la transición entre Disciplina / Profesión, entre Teoría / Práctica.

El Trabajo social posee formas y métodos eficaces para mejorar el bienestar individual y colectivo. También necesitamos innovar y seguir mejorando para abordar los desafíos sociales.

Se necesitan por ello metodologías que refuercen nuestra intervención en cómo ayudamos a mejorar las capacidades y habilidades de las personas en la prevención y resolución de las situaciones de dificultad. También en cómo contribuir a la mejora de las redes de apoyo y de participación social en los barrios y ciudades.

Impulsar metodologías que nos ayuden a aumentar nuestra capacidad de influir en las políticas públicas orientadas al bienestar social con medidas de acción positiva.

Generar e integrarnos en redes y movimientos sociales a la ciudadanía y canalizar sus demandas, necesidades e inquietudes hacia las autoridades locales, regionales, nacionales y transnacionales.

La conexión entre la teoría y la práctica depende en gran medida de que mejoremos los procesos de transferencia de investigación e innovación. De que los apliquemos en la mejora del conocimiento de la realidad social y en las prácticas profesionales y organizacionales.

La teoría y la práctica se necesitan. Piden investigación. Es por ello que deben ir de la mano, por coherencia, por interés, para nosotros, par nosotras, para las personas y las sociedades con las que trabajamos.

Depende de la universidad preparar a futuros trabajadores y trabajadoras sociales sin comprometer los valores de la profesión, un gran reto que requiere que la posición del trabajo social en el mundo académico deberá estar más fortalecida.

Desde la Secretaria de Estado de Servicios Sociales pensamos que esta en vuestras manos promover que los recursos de los que disponemos se encaminen al cumplimiento de los derechos humanos, de los derechos sociales, de los objetivos de desarrollo sostenible, de la igualdad, del bienestar.

Juntos tenemos que desafiar los límites entre la teoría y la práctica para la aplicación de las políticas sociales

Desde el gobierno queremos tender lazos para trabajar conjuntamente con las universidades y las organizaciones profesionales, porque juntos podemos defender mejor a las personas, a su entorno, su derecho a tener una vida que merezca ser vivida.

Gracias por acompañarnos.

 

 

Participación Ana Lima en la mesa “Los cimientos científicos de una profesión práctica”

MESA “Los cimientos científicos de una profesión práctica”: Ha sido todo un honor poder compartir la mesa con los y las profesionales del trabajo social organizada por el Colegio Oficial de Trabajo Social de Bizkaia en el marco del CIFETS18, el trabajo que están llevando a cabo con las categorías diagnósticas de trabajo social es un buena práctica que hay que seguir desarrollando y trasladarla a otros territorios.